miércoles, 1 febrero, 2023
InicioDestacadasFormosa, los sabores como aventura

Formosa, los sabores como aventura

La ciudad de Formosa ofrece al turista una variada agenda de actividades, que durante diciembre y enero incluye cultura, artesanías y la feria gastronómica del Paseo Ferroviario, a orillas del río Paraguay.

Según la directora de Turismo municipal, Cristina Salomón, esta capital invita a los turistas a “descansar, desconectarse del ruido, caminar descalzos, conectarse con la paz de la naturaleza y disfrutar de las comidas típicas; como fritos de surubíes, chipás, sopas paraguayas, y refrescarse con el popular tereré con remedios refrescantes”.

Algunos platos del patrimonio culinario local son el guiso formoseño, con chorizo colorado o de cerdo; la sopa paraguaya, y el alito, una comida urbana típica de Formosa, con pan de miga, pollo, vegetales y queso gratinado, entre capas de carne.

En el polo gastronómico del Paseo Ferroviario hay locales que ofrecen esas comidas típicas, además de frito de yacaré; la picada rosaguarú, que tiene sopa paraguaya, bastones de mandioca, bolas de queso paraguayo, chori oschi y salsa criolla; un trago que llaman “La Siestita” y un postre con crocante, crema y mousse de mango de los árboles del mismo paseo.

Entre todas las opciones, tal vez la sopa paraguaya sea una de las recetas preferidas por los viajeros, que suelen sumarse a la tradición de las familias formoseñas. Es un pastel horneado a base de harina de maíz, huevos, queso y cebolla. Cuenta una leyenda que la receta surgió por error en la cocina de uno de los presidentes paraguayos; a la cocinera se le secó una sopa en el fuego y, para arreglar el accidente culinario, le agregó queso y la puso al horno; de ahí su nombre. Lo gracioso es que muchos visitantes que no conocen la sopa paraguaya, se sorprenden cuando descubren que este plato es una “sopa sólida”, como suelen llamarla, y no una sopa tradicional.

Otro plato que está entre los preferidos es la chipa guazú. Como su nombre lo indica, también es de origen guaraní, y significa “chipa grande”. Es similar a la sopa paraguaya sólo que, en vez de utilizarse maíz seco y molido, se utiliza choclo fresco y triturado. Razón por la cual, muchos llaman a este delicioso plato “pastel de choclos”. En el oeste de nuestra provincia surgen algunas recetas alternativas a base de maíz o choclo, como la humita, los tamales o la empanada de choclos. 

Otra receta típica es la chipa, unos pancitos preparados con almidón de mandioca, huevos y queso, típicos del nordeste argentino, de Paraguay y del sur de Brasil. Una variante es la chipa mbocá. La misma masa de chipa se cocina enrollada en un palo o tacuara sobre las brasas, lo que le da un aspecto y sabor muy particulares.

Además de esta variada gastronomía, uno en la ciudad de Formosa puede aprovechar para hacer un recorrido religioso por las iglesias de la capital y por el casco céntrico, y conocer su historia. También posee una importante red de museos, y durante la estadía se puede visitar El Camino de los Murales; y en el Serpentario, con visita guiada, se exhibe la herpetofauna de la provincia.

El Camino del Irupé es un recorrido náutico que permite conocer la flora y la fauna de riachos y lagunas, mientras en la Laguna Oca se ofrece un safari fotográfico, con avistamiento de aves y en contacto con el agua. Y los amantes de la aventura pueden hacer recorridos en 4×4, cabalgatas, pesca, senderismo y observación de carpinchos en la Isla 9, además de adentrarse en el río Paraguay. A la vera del Riacho Formosa se pueden realizar actividades recreativas y deportivas, como beach vóley, cabalgatas, paseos en kayak y bicicleta, y fútbol de playa. En las afueras de la capital están la Reserva de Animales Silvestres Guaycolec y El Parque Botánico “Ing. Lucas Tortonelli”, para disfrutar del aire libre.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Must Read