jueves, 2 febrero, 2023
InicioMundoBracciano, aires italianos con más de mil años de antigüedad

Bracciano, aires italianos con más de mil años de antigüedad

Cuando uno viaja a Roma, suele quedar obnubilado por su belleza. Este museo a cielo abierto atrapa al turista de tal manera que no suele “levantar la cabeza” para ver a sus alrededores.

La poderosa atracción de la bellísima “Ciudad Eterna” hace que la mayoría de visitantes inviertan entre sus calles la estadía y se  vayan sin conocer una región fascinante: Lacio. Por eso una gran opción es alquilar un auto y recorrer algunos de sus rincones mágicos. Y uno de ellos es, sin duda, Bracciano: un magnífico pueblito situado a medio camino entre Roma y Viterbo.

El municipio tiene un interesante casco histórico que corona el castillo de Orsini-Odescalchi, una fortaleza medieval levantada en la cúspide de la colina en que se asienta la localidad. Desde allí se ven las vistas del lago donde se puede comer en alguno de los numerosos restaurantes que hay en la orilla.

Este castillo es famoso porque allí se han celebrado (y se celebran) matrimonios de relevancia internacional. ¿El que más trascendió? El de Tom Cruise y Katie Holmes en 2006.

Construido en la segunda mitad del siglo XV por la familia Orsini, presenta decoración y mobiliario originales y conserva en algunas de las salas interiores un museo sumamente cuidado que recoge una de las más importantes colecciones de armas y armaduras medievales.

Caminar entre calles es viajar a otros tiempos. (Agencia Xinhua)

Como buen castillo de familia noble, el Odescalchi también tiene su fantasma, el de la duquesa Isabella de Medici, la esposa infiel, asesinada por el esposo traicionado a finales del siglo XVI.    

Visitando el casco histórico que rodea el castillo, con las iglesias y los edificios históricos del burgo y recorriendo las características callejuelas medievales, el turista se encuentra inmerso es una atmósfera de hace mil años. Dentro del burgo histórico se puede visitar también el pequeño Museo de Bracciano, con interesantes restos encontrados en los territorios de los alrededores representativos de la historia de la localidad.

La iglesia de Santa María Novella, en Vía Príncipe di Napoli, surge en 1438 junto con el convento Agustiniano. En Vía della Collegiata, en la parte alta del burgo y en una reducida plaza sorprende el tamaño del Duomo di Santo Stefano, cuyo origen se remonta al 1200, pero es en el 1600 cuando se completó en estilo neoclásico.

El castillo, una joya medieval. (Comuna di Bracciano)

Agua volcánica

La localidad se alza sobre una colina a cuyos pies las aguas límpidas del lago de Bracciano, de origen volcánico, invitan al baño, especialmente durante los calurosos días de verano y donde se pueden practicar diversos deportes.

El lago es un ambiente especial sobre todo gracias a la presencia del Parque Natural de Bracciano-Martignano que limita drásticamente el número de embarcaciones a motor convirtiéndolo en un lugar silencioso y limpio. El parque incluye el lago de Martignano, otro lago de origen volcánico caracterizado por sus pequeñas dimensiones y su forma casi perfectamente circular.

El lago de Martignano y el de Bracciano pueden calificarse de hermanos ya que fueron generados por el mismo volcán, con la diferencia que el primero de ellos nace del cráter principal mientras que el lotro lo hace de uno secundario. Ambos están estrechamente protegidos y tutelados y acogen un gran número de turistas cada año.

Los paisajes que se pueden observar desde el pueblo, como por ejemplo desde el Belvedere de la Sentinella o desde la iglesia de Santa María del Reposo, dejan al visitante sin palabras, asombrado de las maravillas naturales que se despliegan ante su mirada.
Si el viajero se aleja del centro del pueblo se puede encontrar lugares que merecen una visita, como el Museo Histórico de la Aeronáutica Italiana, que se encuentra a orillas del lago de Bracciano.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Must Read