sábado, 13 agosto, 2022
InicioDestacadasSabores polacos para la mesa argentina

Sabores polacos para la mesa argentina

Los sabores y olores de nuestra niñez vuelven siempre a la actualidad sin importar el tiempo que transcurra. La memoria es sabia, sobre todo para aquellas cosas que nos marcaron y nos traen muy lindos recuerdos. Y eso es lo que hizo Marysieñka Zeman (apodo que remite al nombre María) con la comida polaca.  

Con el auspicio de la embajada polaca en Argentina, Marysieñka presentó su primer libro de comida polonesa, algo inédito en el país ya que actualmente casi es inexistente la oferta gastronómica de ese destino europeo.

Creadora del canal de YouTube de cocina polaca en idioma español y autora del libro de cocina “Mes a mes sabor polonés”, editado y financiado por la Embajada, la especialista eligió en sus páginas platos que no son de difícil elaboración y muchos transmiten hábitos saludables a través de verduras y frutas e ingredientes como el “eneldo” muy usado en el Viejo Continente y que acá recién se lo está descubriendo más masivamente. 

Así, en sus páginas se pueden leer, en castellano y en polaco, palabras nuevas como Pierogi, pasta rellena; Pomidorowa, sopa de tomates; Bigos, guiso polaco a la cacerola; y Szarlotka, la clásica tarta dulce de manzana que abunda en la mesa polonesa debido a las 250 variedades de esa fruta que crecen en su país. También uno se puede encontrar con niños envueltos y sopa de remolacha, como los platos polacos típicos más conocidos para los argentinos.

“Hay muchas variedades de alimentos en Polonia y que en su mayoría son utilizados en la cocina argentina. Es una forma distinta de cocinar a lo que se acostumbra aquí pero tiene platos muy buenos como el chucrut que tiene probióticos y es muy sano”, resaltó Marysieñka.

La receta

Sopa de tomates

La “Pomidorowa”, o también conocida como “Pomidorówka”, es una sopa de tomates tradicional en Polonia. Si bien se consume muy seguido suele ser popular hacerse los días lunes usando el caldo que quedó del día anterior.

El tomate llegó a Europa en el siglo XVI en los barcos españoles y justamente fue en España donde primero se los consumió. A Polonia arribaron de la mano de la Reina Bona Sforza.

La primera receta de la sopa de tomate conocida es de 1872 en Estados Unidos. En Polonia esta sopa es a base del Rosół (Sopa de carne y verduras) al cual se le agregan tomates frescos, de lata o extracto, se le agrega crema y se la acompaña con fideos o arroz.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Must Read