domingo, 28 febrero, 2021
Inicio Mundo Lugares mágicos que buscan sobrevivir

Lugares mágicos que buscan sobrevivir

Vacíos por la pandemia de coronavirus, los lugares turísticos más visitados del mundo continúan paralizados. Los profesionales del sector y las autoridades locales esperan una reactivación económica que se demora.

VENECIA

Venecia es uno de esos destinos que no importa perderse, porque siempre uno termina en un lugar más lindo que el anterior. Acostumbrada a recibir unos 15 millones de viajeros por año, la joya construida sobre agua sufrió durante los primeros nueve meses de 2020 una caída de 59,5% en la llegada de turistas, y del 73,1% si se toma en cuenta solo a los extranjeros, según un estudio de la fundación de consultores en materia de empleo publicada en diciembre.

“Sin los turistas, Venecia se convirtió en una ciudad fantasma, una ciudad muerta como Pompeya. Hay una sensación de tristeza cuando uno pasea por la calle”, afirma Anna Bigai, presidenta de la cooperativa de guías turísticos de esta ciudad de Italia, que en un año hizo apenas una decena de visitas guiadas.

Pese a ello y que aún espera un 2021 complicado, la ciudad de los canales es espléndida y cautivante. Enamora, como pocas y siempre renacerá porque allí es donde el amor se hace más fuerte.

Formada por 118 islas y ubicada sobre el mar Adriático, está rodeada de canales y maravillosos puentes (hay unos 450 en total) que la abrazan. Su fundación se remonta al 421, aunque recién consiguió su apogeo gracias a la actividad portuaria en el siglo XV cuando albergaba a 200 mil personas.

Una pareja en un banco en el Parque Güell, en Barcelona. (Agencia Xinhua)

MACHU PICCHU

No hay ningún lugar en la tierra como Machu Picchu, este sitio mágico de Perú. Construida por los incas a 2430 metros de altitud, no se sabe con exactitud el motivo por el que arriesgaron sus vidas para edificar esta magnífica fortaleza. De lo que sí hay certeza es de que cualquiera que visite esta ciudad no se sentirá defraudado.

Patrimonio de la Humanidad de la Unesco, la ciudad no es solo una obra maestra arquitectónica y técnica, sino que está situada en un enclave espectacular. Machu Picchu dividida en dos sectores: uno agrícola y otro urbano. El Templo del Sol y el Templo de las Tres Ventanas son algunos de los edificios más destacados de la zona religiosa.

Sim embargo, desde el desembarco de la pandemia en el mundo, el 80% de los comercios alrededor del emblemático sitio sus puertas. El turismo local no logró reavivar la economía ni compensar la ausencia de los extranjeros, que gastan más.

Mientras que en 2019 el sitio había recibido 1,6 millones de turistas en 2019, la caída el año pasado fue en torno al 72%. Y según Darwin Baca, alcalde distrital de Machu Picchu, se preparan para un 2021 que será un nuevo año perdido para el sector.

CROACIA

Su joven democracia, la historia de invasiones y la lucha con pueblos vecinos, cruzan a Croacia y convierten a este país europeo en un destino con una riqueza inimaginable. Pero la propuesta turística no sólo se basa sobre los siete lugares declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y la recreación de batallas y costumbres de la Edad Media, sino por playas e islas paradisíacas. Un combo que atrae cada vez a más viajeros que se animan a descubrir un país de rara mezcla de antiguas tradiciones y glamour.

En el litoral croata conviven más de mil islas, islotes y peñascos que sobrevivieron a la elevación de la superficie desde hace quince siglos, aunque en la actualidad sólo 60 están habitadas y visitadas por muchos famosos.

Una de las atracciones planificadas en el país para atraer a turistas tiene que ver con un viaje en el tiempo, más de 400 años atrás. Festivales en que se reconstruyen batallas y costumbres de la Edad Media y de resistencia a los turcos otomanos en el siglo XVI son cada vez más populares. Sin embargo, tanto el año pasado como este el turismo quedó muy mal herido. Por ejemplo, en Dubrovnik, el número de turistas cayó un 85% pero allí las autoridades locales confían en una reactivación de la actividad.

Una playa casi vacía por el coronavirus en Dubrovnik, Croacia. (Agencia Xinhua)

BARCELONA

Abierta al mar Mediterráneo y afamada por Gaudí y su arquitectura modernista, Barcelona es un foco de nuevas tendencias en el mundo de la cultura, la moda y la gastronomía. En ella, conviven el encanto y la pausa de su casco histórico, la vanguardia de sus barrios más modernos y el ritmo urbanita de una de las ciudades más visitadas del mundo.

Sin embargo, el sector turístico catalán cerró en 2020 su peor año debido a la crisis generada por el coronavirus, con una caída de la facturación de unos 15.000 millones de euros respecto a 2019, un descenso de la ocupación del 70% y con la esperanza puesta en las vacunas para empezar a levantar cabeza a partir del verano de este año. En Barcelona, donde solo 1,8 millones de turistas frecuentaron sus hoteles contra 8,5 millones el año anterior, el desplome de la facturación ha sido del 95%.

Los pocos hoteles que continúan abiertos intentan atraer a quienes teletrabajan, recortando los precios de sus estadías a largo plazo para competir con el mercado tradicional del alquiler. A punto de cerrar el año de la pandemia del Covid-19, los profesionales del turismo ven en el inicio de la vacunación la esperanza de que sea el primer paso para impulsar el sector.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Must Read