lunes, 26 septiembre, 2022
InicioMundoLiverpool, los Beatles y mucho más

Liverpool, los Beatles y mucho más

Liverpool es para muchos viajeros una de las ciudades más fascinantes de todo Reino Unido. Pasear por sus antiquísimas calles, visitar sus iglesias (algunas todavía destruidas por las bombas de la Segunda Guerra Mundial) o dejarse llevar por el ritmo de los músicos callejeros son solo algunos de los planes que encandilan a los viajeros.

Ubicada a unos 225 kilómetros al noroeste de Londres, la cuna de The Beatles buscó potenciar su contribución al mundo del arte, el espectáculo y la música para atraer a los viajeros que desembarcan en Inglaterra.

Sus barrios más bellos y relevantes son los que están ubicados en el paseo marítimo (Waterfront) y aquellos distritos económicos y culturales, como los almacenes portuarios, el Pier Head o los muelles históricos. Pero llegar hasta estas latitudes es, sin duda, para descubrir los secretos de John, Paul, George y Ringo. De hecho, las casas de los cuatro aún permanecen y algunas se pueden visitar en alguno de los numerosos tours que hay.

La casa conocida por Mendips (251 de Menlove Avenue) es el domicilio de infancia de John Lennon y en el que convivió con su tía Mimi. Abrió al público en 2003 y es una donación de Yoko Ono al Patrimonio Nacional Británico. Visitarla permite a sus fans echar un vistazo por el nido creador que albergó sus primeras genialidades.

La curiosidad también radica en que allí residió hasta los 23 años y, como su tía no le permitía tocar la guitarra en el interior de la casa, el genio de la música utilizaba el porche para ejercitarse, componer e inspirarse. En ese lugar se le unía en muchas ocasiones Paul McCartney, según informan desde la Oficina de Turismo Británico.

Otro domicilio que está abierto al público es el 20 de Forthlin Road, en el barrio de Allerton, antigua casa de los McCartney, donde pasó su adolescencia y sus primeros años como adulto el compositor y donde también ensayaba con Lennon. Muchos son los recuerdos e inspiraciones de sus famosos temas que descubren los fans que la visitan.

Por su parte la casa de George Harrison está ubicada en la zona industrial de Speke, en Arnold Grove 12, que se puede ver desde el exterior; y la de Richard Starkey, más conocido como Ringo Starr, es una pequeña casa de ladrillo rojo en el 9 de Madryn Street, aunque luego se trasladó al barrio de The Dingle, concretamente al 10 de Admiral Grove, una casita de dos plantas que también se ve desde fuera.

El Royal Liver Building y su bella arquitectura. (Visit Britain)

Sigue el recorrido

Pero los tour que se contratan en la ciudad llevan a otros rincones como la Iglesia de St. Pete, donde Lennon y McCartney se conocieron y donde se encuentra la tumba de Eleanor Rigby. Luego sigue por el lugar que inspiró a John la canción de Strawberry Fields y pasa frente a los pubs favoritos de los Beatles para concluir en Cavern Club, el lugar de estreno de la banda y donde tocó unas 300 veces. Tras clausuras y cierres a lo largo del tiempo, en 1991 dos amigos, el profesor Bill Heckle y el taxista de Liverpool Dave Jones, lo volvieron a reabrir en una doble actividad: como centro turístico y lugar de culto, a la vez que como centro para grupos musicales variados.

Un poco más lejos, en el Cavern Pub se exponen instrumentos musicales que pertenecieron a los Beatles, como una guitarra donada y firmada por Paul. En su entrada, una escultura de bronce de John recuerda la cubierta de su álbum Rock’n’Roll, aparecido en 1975.

Otros sitios para conocer son el Club Casbah, pintado por los Beatles y convertido en el lugar personal de la banda, hoy propiedad de la madre del primer baterista del grupo, Pete Best, donde su hermano Roag es quien da la bienvenida al sitio. Mientras que muchos eligen llegar a la Mathew Street Gallery, en el primer piso de la Beatles Shop, que está en Mathew Street 31, donde se exponen y venden dibujos firmados por John Lennon (o de Yoko); y el Jacaranda Club, uno de los lugares frecuentados por los músicos, que es un bar de moda y en el que se pueden ver los murales realizados en la época.

Por fuera de la vida de la banda, el Estadio de Anfield es una de las joyas de la corona de la ciudad. Para conocer de primera mano qué sienten los jugadores y cuáles son los recovecos de este templo del fútbol, lo mejor es optar por un tour. En tanto, la catedral anglicana es otro sitio de interés. Fue finalizada en 1978 y se edificó siguiendo los patrones de un estilo gótico bastante austero. Se trata de la segunda más larga de las que existen en el mundo, así como de la quinta más grande a nivel general.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Must Read