martes, 27 octubre, 2020
Inicio Mundo Un palacio mexicano que marca un tiempo

Un palacio mexicano que marca un tiempo

Quizá uno de los más bellos ejemplos de la herencia arquitectónica que dejó el controvertido periodo de Porfirio Díaz, el Palacio de Bellas Artes representa hoy el ícono cultural más representativo de Ciudad de México.

De hecho su propio nombre de Bellas Artes sirve para explicar que es núcleo difusor de cualquier expresión artística y cultural venga de donde venga su procedencia. Este despliegue en favor de las artes tuvo en 1987 el reconocimiento de Unesco, que lo declaró monumento artístico.

Bellas Artes es sede de la Orquesta Sinfónica Nacional, la Compañía Nacional de Teatro, la Compañía Nacional de Ópera y la Compañía Nacional de Danza, que abren sus respectivas temporadas en el escenario más impresionante de la ciudad. Convertido en un espacio multicultural, además del teatro lírico alberga los museos de Arquitectura y el de Bellas Artes con exposiciones temporales que atraen tanto a locales como extranjeros.

A principios del siglo XIX como parte de festejos del Centenario de la Independencia de México, Díaz presentó la idea de un nuevo Teatro Nacional al arquitecto italiano, Adamo Boari cuya carrera estaba reconocida por obras en Brasil, Argentina y Estados Unidos. Los trabajos empezaron en 1904 pero seis años más tarde con el estallido de la Revolución y el agravamiento de la situación económica, Boari regresó a Europa en 1916, cuando sólo se había concluido el exterior, excepto el recubrimiento de la cúpula. 

Los trabajos se retomaron en 1928 de la mano de un arquitecto local y en septiembre de 1934 fue inaugurado. Hoy recibe a miles de visitantes que no dejan de sorprenderse con su estilo y maravillarse con las muestras que allí encuentran.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Must Read

Copenhague: tras los pasos de Birgitte

Con el fenómeno de la serie Borgen, muchos empezaron a mirar hacia esa ciudad de Dinamarca.

Con binoculares por Moreno y Tigre

Avistar aves es una experiencia ineludible para quienes disfrutan de la naturaleza y los entornos agrestes. Una vuelta por dos distritos bonaerenses.

Postojna, la cueva donde viven las “crías de dragón”

Eslovenia, que no está entre los destinos turísticos más populares de Europa, es sin duda un sitio privilegiado para excursionistas, en particu­lar...

Donde las leyendas marcan el camino

Hay destinos bellísimos pero que a su vez esconden historias por descubrir. Un repaso por cinco lugares que deben ser visitados.

Barrios porteños para descubrir a pie

La Ciudad de Buenos Aires ofrece renovados circuitos turísticos al aire libre.