sábado, 16 enero, 2021
Inicio Argentina Confitería El Molino, 60 años después

Confitería El Molino, 60 años después

Luego de más de 60 años, volvieron a girar las históricas aspas de la Confitería Del Molino, iluminadas de rojo. Además, quienes transiten por la esquina de Avenida Rivadavia y Callao notarán la fachada en todo su esplendor. Fue restaurada, iluminada y se quitaron los andamios que “molestaban” la posibilidad de apreciar esta joya.

La terraza aún no puede ser visitada, pero se eliminaron las filtraciones de la cubierta para que sea abierta al público en el transcurso de este año. En total se invirtieron casi 100 millones de pesos en la puesta en valor de todo el edificio desde el 2018 hasta ahora.

Lo que ahora se mueven son las aspas originales de 1916, cuando el arquitecto Francesco Gianotti inauguró el edificio considerado un ícono del Art Noveau mundial. Simbolizaban la producción de trigo con el cual dos inmigrantes italianos, Cayetano Brenna y Constantino Rossi, elaboraban panificados en el subsuelo de la confitería a principios del siglo XX.

Sin embargo, durante años se vieron inmovilizadas. Del Molino estuvo en ruinas y vandalizado desde su cierre en 1997 hasta el 2018 cuando comenzó su salvataje gracias a un trabajo integral conjunto del Gobierno Nacional y de la ciudad de Buenos Aires. En el 2014 lo expropiaron y ahora está bajo la órbita de la Cámara de Diputados.

Cuenta la historia que Carlos Gardel, uno de sus más fieles clientes, le encargó al dueño una torta en homenaje a su amigo Irineo Leguisamo. Así nació el famosísimo postre Leguisamo, una mezcla tremenda de hojaldre, merengue, marrón glacé y crema imperial con almendras.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Must Read