lunes, 21 junio, 2021
Inicio Argentina Aventuras a caballo

Aventuras a caballo

Potrerillos

La villa de Potrerillos, a 63 kilómetros hacia el este de la ciudad de Mendoza, suele ser tranquila y rodeada de paisajes de ensueño. Históricamente en la Quebrada de Los Potrerillos había asentamientos de pueblos originarios que se juntaban en la época de verano en “Los Morteritos” donde los “Chamanes” preparaban brebajes en morteros realizados en la piedra de la montaña.  

Hoy en día, cuenta con una riquísima periferia e infraestructura turística compuesta por hoteles de categoría, restaurantes, casas de té, empresas de turismo aventura y hasta una fábrica artesanal de cerveza y que después de la finalización del Dique lo convirtieron en una de las grandes proezas hídricas y turísticas del país.

Pero una de las formas más elegidas para conocer sus paisajes es cabalgando. Entre valles y senderos naturales rodeados por el paisaje pedemontano, arroyos, quebradas y montañas gratifican nuestra vista. Hay circuitos de diferentes duraciones y alturas, como la visita a la Quebrada del Cóndor, la Cascada de El Salto -con el majestuoso Cordón del Plata de fondo- y la expedición cordillerana que remite al histórico Cruce de los Andes del general San Martín y su tropa.

Potrerillos, entre valles y senderos naturales. (Archivo)

Villa Ventana

Allá donde están los cerros más altos de la provincia de Buenos Aires, el Tres Pico y Napostá, la vegetación es tupida y los brazos de agua atraviesan el camino, la cabalgata es una aventura imperdible para quienes visitan Villa Ventana en el partido de Tornquist.

Sobre los márgenes del Arroyo Belisario, el emprendimiento Cabalgatas del Belisario lleva adelante paseos guiados a caballo con circuitos que duran entre treinta minutos y tres horas. La mayor parte de los equinos con los que trabajan son yeguas. “Nos especializamos en familias, tenemos sillas para que los adultos puedan llevar niños y no se necesita ningún conocimiento previo. El recorrido de una hora es el más elegido”, detalló el impulsor de este emprendimiento, Horacio Mendoza.

¿Cómo se verá el cielo de noche desde arriba de un caballo? Las vertientes, también en Villa Ventana, organiza cabalgatas nocturnas que finalizan con una gran cena. “Esos paseos son los más elegidos. El recorrido por un sector de la estancia donde se aprecia el paisaje serrano y se logra un pequeño ascenso a uno de nuestros cerros, dura dos horas”, explicó Romina Petrucci, gestora del emprendimiento.

En suelo bonaerenses hay varias opciones para cabalgar. (Archivo)

Tandil

Todo comienza con el caballo. “Mientras ensillan, se les explica cada paso para preparar al animal, cómo son los distintos pelajes, las particularidades de cada raza, qué es el arriado y por qué hay diversidad de monturas”, relató Gabriel Barletta, quien tiene una trayectoria de 30 años en el rubro y desde Tandil practican cabalgatas de reconocimiento autóctono.

Con un recorrido serrano, la propuesta incluye conocer paisajes y asociarlos a la cultura del lugar. “Queríamos que la cabalgata sea una experiencia completa. Entonces me interioricé sobre las hierbas medicinales de las sierras y las historias que tenemos en el distrito”, narró. Uno de los paseos más populares es por la reserva natural Sierra del Tigre porque se llega a lugares en los que no se puede acceder ni a pie ni con vehículo.

 Cuando culmina la actividad, Gabriel saca su guitarra y a la lumbre de una fogata propone recorrer distintos géneros musicales. Desde canciones tradicionales argentinas hasta Los Beatles, mientras degustan alguna carne asada. “Es algo que hacemos con esmero y amor del día a día”, reflexionó Barletta.

Neuquén

En muchos sitios de la provincia de Neuquén, principalmente en la Cordillera de los Andes, se realizan circuitos de cabalgatas, muchas de ellas de baja dificultad y pocas horas, para disfrutar en familia.

En las localidades que integran este corredor turístico por excelencia, se recorren gran parte de los bosques del Parque Nacional Lanín y Nahuel Huapi. Las localidades de San Martín de los Andes, Junín de los Andes, y Villa La Angostura principalmente poseen una oferta de circuitos de cabalgatas interesante para tener en cuenta cuando se visita la región.

Una cabalgata por estos paisajes permite no solo conocer las especies de flora que allí se desarrollan sino también vislumbrar panorámicas maravillosas de lagos, lagunas, ríos y cerros. El caballo y el prestador turístico de la actividad de cabalgata lo trasladan a lugares prácticamente inaccesibles por otro medio.

Villa La Angostura se conoce muy bien desde un caballo. (Turismo Villa La Angostura)

Capilla del Señor

Conocida a nivel internacional como Argentina Polo Day, la estancia La Carona está ubicada a sólo 50 kilómetros de la Ciudad de Buenos Aires, en Capilla del Señor, partido de Exaltación de la Cruz. Su casco histórico data de 1893 y su paisaje quebrado muestra diversidad de postales campestres.

Allí Celia Alfie y Rubén Jabib se propusieron conectar el polo con las tradiciones auténticas de la vida en el campo y ofrecen una experiencia completa que incluye gastronomía criolla, partidos de polo y cabalgatas.

Entre mates, empanadas, asado y catas de vino, se puede recorrer la pulpería construida en un viejo depósito de tractores, el museo, aprender a jugar polo o disfrutar de mirar un partido. En tanto, el recorrido atraviesa senderos agrestes, arboladas, paseos a la orilla del lago y grandes espacios de llanura. “Usamos los mismos caballos o yeguas que para el polo porque son los que más domados están y siempre siguen las órdenes de quien lo monta”, explicó Alfie.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Must Read