lunes, 21 septiembre, 2020
Inicio Argentina Cerrillos: corso, historia y devoción

Cerrillos: corso, historia y devoción

A 15 kilómetros de Salta Capital se levanta San José de los Cerrillos, un pintoresco pueblo que cada año está de fiesta y hace honor a ella con su “Corso de Flores”. Ubicado en el Valle de Lerma y a los pies de los cerros que le dan el nombre, la arquitectura típica de la zona está constituida por las casas con amplias galerías que pueden verse desde la ruta y que permiten integrar la inmensidad del paisaje a la vida cotidiana del hogar.

Localidad caracterizada por el cultivo del tabaco, tan típico de este valle salteño, fue fundada en el año 1822. El patrocinio de San José comenzó a celebrarse en “Los Cerrillos”, hace más de 225 años, cuando José Iradis levantó en un predio de su propiedad la primera capilla para honrarlo. Al morir, dejó a favor de San José una fracción de su inmueble donde comenzó a crecer el pueblo que originalmente se llamó San José de los Cerrillos, denominación que dejó de usarse por décadas, hasta que hace algunos años renació con fuerza hasta oficializarse. 

Tiempo después se erigió un nuevo templo, y en 1816, frente a este, los ejércitos de los generales Martín Güemes y José Rondeau firmaron el Pacto de Paz que posibilitó la declaración de la independencia por parte del Congreso de Tucumán. 

Cerrillos le pone color y diversión cada año a sus corsos. (Turismo de los Cerrillos)

Una de las visitas obligadas es la parroquia, una construcción nueva que data de la década del ‘80, con un estilo post modernista que conserva las imágenes de la antigua Iglesia que se derrumbó. Al ingresar te sorprenderán el Altar Mayor y la mesa de Ofrendas y allí verás una impactante imagen de la Ultima Cena tallada en mármol.

En el pintoresco pueblo se destaca sus construcciones bajas y su plaza, en frente a la cual se ubica la iglesia. En febrero adquiere un reconocimiento especial por su carnaval, del que participan comparsas tradicionales, comparsas folklóricas, murgas artísticas y conjuntos artísticos. Siguiendo una tradición de más de 100 años, los pobladores locales se visten de fiesta para vivir uno de los corsos más tradicionales y divertidos de toda la provincia. Entre bailes populares, el juego con agua, harina y pintura nunca falta.

Otras opciones en este pequeño poblado es la Estación de Ferrocarril Manuel J. Castilla, hoy en desuso, una travesía por el Cerro san José donde se puede conocer la Gruta que alberga la imagen del Santo Patrono y obtener una vista panorámica del Valle de Lerma, o bien participar en agosto de la Semana de Cerrillos, que se realiza desde la década del 60 con un desfile cívico militar.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Must Read

El rock tiene sus escenarios

LIVERPOOL A unos 225 kilómetros al noroeste de Londres, con sus barrios bellos o muelles históricos, es la cuna...

San Luis: más allá de los paredones

Creado a fines de 1991, el Parque Nacional Sierra de las Quijadas es uno de esos destinos de la provincia de San...

Tres destinos para 2021

Jamaica, crisol de culturas Ubicada en el Caribe occidental, a unos 322 kilómetros de las costas de Florida, en...

Destinos para disfrutar del chocolate

El chocolate es uno de los alimentos más universales del mundo, por su sabor único y sus diferentes combinaciones en su preparación. Más...

Rumbo a los “pueblos auténticos”

A lo largo del país, existen una serie de localidades con altos valores culturales e históricos. Con el objetivo de preservar las...