lunes, 15 abril, 2024
InicioArgentinaPuerto Deseado: el peso de la historia

Puerto Deseado: el peso de la historia

La pequeña ciudad pesquera de Puerto Deseado, al noroeste de la provincia santacruceña, sobresale en una escenografía casi irreal y poco frecuente en el entorno patagónico. Producto de su origen volcánico, que data de la era del jurásico, su paisaje se alborotó de profundos cañadones, costas escarpadas y una sucesión de islotes que se erigen imponentes desde las profundidades de un agua de verde turquesa profundo.

Históricamente se conoce que la ciudad surgió como un asentamiento de colonos dedicados a la cría de ovejas, con la llegada del Capitán Oneto en 1884. Pero adquirió verdadera relevancia con la construcción del ferrocarril en 1909. Sin embargo, su descubrimiento se remonta alrededor de 1520, por Hernán de Magallanes, durante su travesía de circunvalación en busca del ansiado paso hacia el Pacífico.

Este majestuoso lugar fue sin dudas uno de los sitios de relevancia de la escena nacional durante las revueltas de la llamada Patagonia Rebelde, y con el paso de los años fue adquiriendo trascendencia con la creación del puerto cerca de 1928, reconocimiento que se elevó al convertirse en  centro de recepción y distribución de materiales para la actividad petrolera de la región, apoyo para la actividad ganadera, con el trasladado de  ganado en pie para ser manufacturado y para la industria ovina, tanto para la explotación de lana, como de carne.

Luego de un período de inactividad en 1983 el auge de la pesca en la zona y las políticas de promociones especiales para el sector, le dieron progresivo impulso a la reactivación del mismo. Hoy, el puerto y a través de él, la actividad pesquera, son dos de los pilares fundamentales de la actividad económica de la ciudad que, a través de un recorrido histórico, nos permite conocer la esencia de su vida social, política e institucional relatada desde sus museos. 

El museo del tren.

Uno de ellos es el Coche Reservado 502, un monumento histórico provincial, que debe su valor a los hechos ocurridos en los años 1920 y 1921 en Santa Cruz (la Patagonia Rebelde). Luego de la clausura de la línea en 1978 y desmantelamiento del material rodante, una poblada deseadense lo rescata el en 1980 haciendo una movilización. El vagón histórico cubrió el tramo comprendido entre Puerto Deseado y Colonia Las Heras a 285 Km.

Otro imperdible es el Museo Mario Brozoski, donde se exponen 400 piezas rescatadas de la corbeta Swift que se hundió en la ría en 1770. Estas piezas se logran rescatar con el trabajo de los buzos, quienes comenzaron en 1982, lo que hace que sea un museo subacuático. Se exhibe una colección de artefactos y armas hechas en piedras como puntas de flecha, lanzas, boleadoras de Padre Molina, muestra fotográfica de antiguo pueblo de Cabo Blanco, maquinaria y piezas del Diario del Orden, muestra fotográfica de Puerto Deseado de los años 1900.

En tanto, la ex estación del ferrocarril, un edificio construido en 1909 para el tramo Ferroviario Puerto Deseado- Lago Nahuel Huapi con piedra de la zona labradas a mano por picapedreros yugoslavos, también es un imán para los viajeros. Su llegada y asentamiento fue un factor fundamental del progreso que cambió la fisonomía del lugar, por este medio llegaba la producción lanera del interior del territorio, aumentando así el volumen de embarque de la riqueza ganadera, que llevó a intensificar el tránsito marítimo. Actualmente se realizan exposiciones culturales, hay una muestra permanente de imágenes, mobiliario y maquinaria utilizada hasta el año 1978, momento en la cual fue cerrado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Must Read