domingo, 25 julio, 2021
Inicio Argentina Los Quebrachitos, el pulmón de Unquillo

Los Quebrachitos, el pulmón de Unquillo

Ubicada a unos ocho kilómetros del centro de Unquillo, en la provincia de Córdoba, la reserva natural  Los Quebrachitos es el gran pulmón de las Sierras Chicas. Se trata de unas 5.000 hectáreas de bosque nativo que propone un encuentro con la naturaleza, recorridos a orillas de sus arroyos y permite enamorarse con sus historias.

Dentro de su territorio, es posible recorrer senderos boscosos entre arroyos y vertientes. Es también, uno de los sitios preferidos para aquellos que realizan avistaje de aves, ya que alrededor de 60 especies habitan el lugar. ¿Las más destacadas? Águilas mora, caranchos, pájaros carpinteros y jotes.

El viajero que llega hasta allí en busca de colores verdes, tiene que estar dispuesto a caminar por sus senderos que atraviesan numerosos arroyos y vertientes escondidas.

Uno de los senderos que se puede elegir es de baja dificultad, apto para todas las edades con solo 2 km de caminata. El recorrido va acompañado de carteles que nos enseñan de los distintos bienes que nos ofrecen los recursos naturales que vamos observando al andar.

El otro circuito es el sendero Los chorrillos del Cabana, con una la dificultad un poco más elevada, debido a que se debe cruzar varias veces el arroyo, trepar varias rocas y transitar por varios caminos empinados. Pero la gran curiosidad de conocer la Cascada los Chorrillos, da la fuerza para llegar al final del sendero y así tomarse un merecido descanso, para luego emprender el regreso.

En cada caminata, uno toma contacto en este bosque serrano con molles, talas, algarrobos, espinillos, tucas. Aunque también, dentro de las arbóreas, encontramos especies exóticas como las acacias, los olmos y las moras. La fauna, en tanto, está compuesta por gatos monteses, pequeños roedores, zorros grises y es hogar de pumas.

En el interior de la reserva se encuentra la misteriosa y célebre capilla de Guido Buffo, que guarda una apasionante historia. Fue este artista y científico italiano quien la construyó en memoria de su mujer y su hija, que fallecieron de tuberculosis. Contigua a la capilla, construida en 1941 y cuya arquitectura general se basa en los capullos de la flor del cardo santo, está su casa museo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Must Read