La Rioja

Diez pinceladas de La Rioja

Entre tesoros arqueológicos y rocas rojizas milenarias, una guía para conocer algunos de los paisajes más impactantes de esta provincia argentina.

En medio de una  naturaleza frágil y salvaje, la provincia de La Rioja esconde secretos milenarios que los combina con paseos y excursiones para disfrutar de sus colores de tonos ocres y rojizos. En la tierra del caudillo “Chacho” Peñaloza, uno puede sentarse en silencio a apreciar una pared de piedra de casi cien metros, darse una vuelta por alguna de sus quebradas o valles, apreciar el vuelo de los cóndores o bien remontarse a la historia del cable-carril en Chilecito.

 

QUEBRADA DEL CÓNDOR

Tierra de cañones, caudillos y cóndores

Las bellezas naturales e históricas de la provincia son un imán para los miles de viajeros que llegan hasta aquí con ganas de sorprenderse. Un paseo por sólo algunos de los sitios más elegidos.

En medio de su naturaleza indómita y sus milenarios secretos, la provincia de La Rioja apuesta con itinerarios, paseos y excursiones a que los viajeros recorran tanto capital como el interior, para así disfrutar de la magnificencia de cordones montañosos y el cincelado colorido que las transforma en únicos, donde los tonos ocres y rojizos despiertan curiosidad y encanto.

Hacia el oeste de La Rioja

El Departamento General Felipe Varela tiene importantes secretos para descubrir todo el año. El Parque Talampaya, Laguna Brava, Villa Unión, los valles y el encanto de los pueblos enclavados en la inmensidad de las montañas y los cerros.

Con pequeños pueblos que parecen detenidos en el tiempo, muchos de ellos pegados a la Cordillera de los Andes, el Departamento General Felipe Varela se ofrece como la puerta a innumerables actividades, que lo convierten en el centro turístico que concentra más servicios en el oeste provincial: trekking, circuitos -a caballo, bicicleta, cuatriciclo o en vehículos todo terreno-, avistaje de aves y flora autóctona, recorridos nocturnos con la luna como testigo, deportes acuáticos, entre otras muchas que se pueden hacer.

Adrenalina en La Rioja

La provincia conquista con su relieve montañoso y sus sabores únicos. Desde las aventuras en parapente hasta un recorrido por el mayor tesoro provincial: el Parque Nacional Talampaya.

Considerado uno de los escenarios más importantes del mundo por sus condiciones meteorológicas, su altura y topografía, el Cerro de la Cruz ofrece una vista panorámica única e indescriptible de la ciudad de La Rioja, la quebrada y los extensísimos llanos. Desde la cima, el paisaje deslumbra y se contemplan vistas del Lago Dique Los Sauces, de la quebrada y de los llanos.

Una aventura entre cañones

El Parque Nacional Talampaya, en La Rioja, ofrece circuitos para apreciar sus maravillosas formaciones rocosas.

Al transitar la famosa ruta 40 hacia Villa Unión, en La Rioja, para llegar al impactante Parque Nacional Talampaya, uno transita por un camino teñido de rojo gracias a la acción del óxido de hierro. La Cuesta de Miranda, que une el Valle de Chilecito con el del Bermejo, son diez kilómetros de un bellísimo camino de cornisa, con farallones de ese color intenso que cautiva todas las miradas en sus más de 300 curvas.

La Rioja, por cielo o tierra

La provincia tiene una serie de circuitos para tener una mirada diferente, ya sea en aladelta, parapente o través de vuelos de bautismo. Aventura entre montañas y con una gastronomía exquisita.

Con tonos rojizos que prevalecen en sus paisajes, La Rioja sobresale en el norte del país con su relieve montañoso y monumental. Como si fuese parte de una escenografía de un clásico western americano, con suelos áridos, silenciosos e indefensos al viento, la provincia tiene una serie de circuitos para conocerla a fondo. Ya sea desde la altura, o bien metiéndose de lleno entre sus tesoros naturales.

video

Descargá el suplemento

Fecha de hoy

09/12/2018

tweets recientes