Planificando las vacaciones

Para aprovechar con los chicos o bien hacer planes de grandes, De Viaje te brinda una serie de destinos del país para pasar unos lindos días en el receso invernal.

LA PLATA

Conocida mundialmente como “la ciudad de las diagonales”, La Plata es un sitio repleto de secretos, rincones para descubrir con los más chicos y durante las vacaciones se convierte en una ciudad llena de espectáculos, muchos de ellos gratuitos.

Uno de los recorridos más elegidos por los niños es el bosque. Entre álamos, robles, ombúes, eucaliptos y dos estadios de fútbol (Gimnasia y Estudiantes), uno puede recorrerlo en un bote remando en familia. Pero los mayores atractivos están en el hermoso Planetario y el Museo de Ciencias Naturales, que cuenta con más de tres millones de objetos, entre los que sobresalen colecciones de fósiles, arqueología y etnografía. Las salas de Paleontología recorren distintas eras geológicas (Paleozoico, Mesozoico y Cenozoico), a través de fósiles de invertebrados marinos, peces, reptiles extinguidos, el vertebrado terrestre argentinosaurus y enormes mamíferos prehistóricos, como el megaterio, el toxodón y el gliptodonte.

Si la idea es maravillarse con autos, aunque no sea Rayo McQueen, los chicos (y grandes) quedan con la boca abierta en el Museo Colección Rau, ubicado en avenida 1, entre 34 y 35. En el amplio salón, donde resaltan las antiguas siluetas de veinte surtidores de nafta a manija, hay todo tipo de autos clásicos en impecable estado que acreditan como mínimo medio siglo de antigüedad. La legendaria Cupé Doctor con baúl para maletas o una versión del famoso “Ratón alemán” BMW Isetta, un Messerschmitt de dos asientos con techo de acrílico, son sólo dos buenos ejemplos de lo que se puede encontrar.

Ya fuera del casco de La Plata, y aunque pertenece al partido de Berazategui, está el Parque Pereyra Iraola, un lugar para pasar la tarde entre verdes y el sonido de las aves. Mientras que en Gonnet se puede visitar la República de los Niños, un predio de 53 hectáreas que cuenta con una mini ciudad con edificios hechos a escala de un niño de 10 años. Además de un tren y un barco que son un imán para los chicos, hay un “Aeropuerto”, que incluye un simulador de vuelo, un museo sobre la historia de la aviación argentina y un avión Boeing 707.

 

TUCUMÁN

Cuando sale el sol, la naturaleza y las raíces profundas son la carta de presentación de san Miguel de Tucumán. Al “Jardín de la República” hay que caminarlo. El centro patrimonial está concentrando en los alrededores de la plaza Independencia, nutrida por laureles, naranjos y  lapachos. Allí, se erige la Estatua de la Libertad esculpida por Lola Mora, y la Casa de Gobierno, con sus toques del barroco francés.

Durante todo julio, un grupo de actores vestidos de época recorrerán las calles cercanas a la Plaza Independencia y representarán escenas típicas de la vida colonial y momentos previos a la Declaración de la Independencia, en el mes aniversario. Por las noches de viernes y sábados, los visitantes podrán asistir a divertidas verbenas en las peñas folclóricas que tendrán lugar en espacios gastronómicos y culturales, como El Aljibe, Peña La 9, El Alto de la Lechuza y La Casa de Yamil.

Para los interesados en el turismo religioso, en la Basílica de la Merced habrá dos proyecciones diarias del cortometraje “Virgen de la Merced y Batalla de Tucumán”, y se podrá subir al campanario por medio de visitas guiadas. También de martes a domingos, tendrá lugar un recorrido guiado por los principales templos religiosos del Casco Histórico de la ciudad.

Los más chicos podrán conocer la avifauna autóctona de la región, sus colores y cantos, en el marco del taller “Conociendo nuestras aves”, que se realizará en el Jardín Botánico Fundación Miguel Lillo. Y a unos 20 minutos del centro, y luego de pasar por el paquete barrio de Yerba Buena, se llega al cerro San Javier, donde además de obtener unas de las vistas más hermosas del noroeste argentino se practican trekking y cabalgatas, ideal para los más pequeños.

 

SALTA

La capital salteña es la base más habitual desde la que se recorren los paisajes del noroeste argentino, ideal para el invierno porque, al no registrarse lluvias, están habilitadas todas las rutas y caminos entre quebradas y montañas.

Esta provincia encierra historia, tradición y arquitectura virreinal siempre atrayente por su encanto visual, que llega a su máxima expresión al experimentar un recorrido por El Tren de las Nubes, uno de los más altos del mundo.

La ciudad también presenta grandes atractivos, y junto a la cordillera y el colorido característico, hacen de este sitio un plan pintoresco y entretenido para unas vacaciones soñadas. En pleno centro, el Cabildo es un atractivo para los más pequeños. Sobre calle Caseros y con varias modificaciones “sobre sus hombros” desde principios del siglo XVIII, hoy es sede del Museo Histórico del Norte y guarda piezas históricas, cuadros, retratos, muebles, entre otras cosas de gran valor. A pocos metros, el Museo de Arqueología de Alta Montaña (MAAM) nos invita a meternos en la historia de las momias incaicas encontradas en 1999 en el volcán Llullaillaco, donde estuvieron durante 500 años.

Para estas vacaciones, además, los museos provinciales, el Centro Cultural América, el Mercado Artesanal y la Biblioteca Infantil del Complejo de Bibliotecas y Archivo ofrecerán actividades como espectáculos participativos teatrales, talleres artísticos y de expresión corporal, stands fotográficos, visitas guiadas especiales, exposiciones, títeres, proyecciones audiovisuales y quermés, entre otras cosas.

 

BARILOCHE

Clásico de clásicos y con oferta turística todo el año, San Carlos de Bariloche, se viste de blanco en esta época para recibir a miles de viajeros que llegan en familia.  Punto de partida de numerosas excursiones, la ciudad rionegrina sorprende con su arquitectura de montaña. Con el Cerro Catedral como poderoso imán para amantes del esquí y para principiantes, en el cerro Otto, al que se accede mediante una aerosilla, la confitería giratoria es el sitio soñado para admirar el paisaje. En su vuelta de 360° se van observando paulatinamente una panorámica completísima: la Cordillera de Los Andes, el cerro Tronador, el lago Nahuel Huapi, todo de belleza avasallante.

Otros atractivos -además de sus chocolates, sus fondues y sus energéticos guisos de impronta centroeuropea- son el Circuito Chico (se visita Laguna El Trébol, Colonia Suiza, Punto Panorámico, Bahía López, Hotel Llao-Llao, Capilla San Eduardo y Puerto Pañuelo); Circuito Grande (visitando Villa Traful, Valle Encantado, Mirador del Viento, Camino de los 7 Lagos, Villa la Angostura, Lago Traful, Río Limay); Isla Victoria (en navegación por el lago Nahuel Huapi hasta el maravilloso Bosque de Arrayanes) y Cerro Tronador (el más alto de la zona, con nieves eternas).

Para los amantes de los dinosaurios, hay que ir al Museo de la Asociación Paleontológica. Sobre la costa del lago Nahuel Huapi, conserva restos de un ejemplar de ictiosaurio del cerro Lotena -que habitó los mares jurásicos hace 150 millones de años-, una mandíbula de tiburón del Terciario, huevos y fósiles de dinosaurios de Cinco Saltos, anfibios, plantas e insectos.

Otro de los atractivos imperdibles para conocer con los niños es el tren histórico a vapor. Parte desde la ciudad, atraviesa 40 kilómetros y llega hasta la estación Perito Moreno–Los Juncos. Además de poder contemplar el paisaje de la estepa patagónica a través de sus ventanales, este tren traslada en el tiempo. Con una locomotora que data del año 1912, conserva sus elegantes asientos de madera tapizados de pana, distinguidas tulipas de la época y herrajes de hierro en las ventanillas.  

IGUAZÚ

En vacaciones de invierno, Misiones ofrece  la temperatura ideal para disfrutar de los más de 270 saltos alimentados por el río Iguazú que conforman las Cataratas, un espectáculo natural convertido en Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

El Parque Nacional es la puerta de entrada a las Cataratas, declaradas una de las Siete Maravilla Naturales del Mundo. Esta área natural, que forma parte del Corredor Verde de Misiones junto a los Saltos del Moconá y las Ruinas Jesuíticas de San Ignacio, mantiene la cultura guaraní en el marco de uno de los últimos relictos de Selva Paranaense.

En medio de uno de los biomas más ricos del planeta, con más de 400 especies de aves, casi 2 mil especies vegetales y una gran diversidad de fauna, el parque cuenta con un tren ecológico, paseos en lanchas a motor por el río Iguazú, un centro de visitantes y el imperdible Sendero Macuco, de 3.600 metros de travesía a través de la selva. Además, hay servicios de guías especializados, excursiones náuticas, paseos las noches de Luna llena e incluso alojamiento.

Para disfrutar con los más pequeños, hay una experiencia que se repite cada mes con la llegada de la luna llena. Es recorrer el parque de noche, bajo esa luz romántica y el silencio que genera ese espacio verde. Estos paseos son excursiones nocturnas realizadas durante el plenilunio de cada mes que tienen como objetivo que los visitantes puedan conocer unas Cataratas y una selva diferentes: las que se esconden en la noche.

 

ROSARIO

La gran ciudad del sur de Santa Fe se puede disfrutar en familia de múltiples maneras. Una posibilidad es haciendo una excursión en barco entre las islas del delta entrerriano con todo el frente costero de Rosario, desde el puente a Victoria y el balneario La Florida hasta el puerto.

Pero los más pequeños quedan encantados con el Tríptico de la Infancia, que engloba El Jardín de los Niños, La Granja de la Infancia y La Isla de los Inventos. Este último es un lugar  para investigar, explorar y aprender, un espacio en el cruce de las ciencias, las artes y la tecnología a través de diseños, medios y formatos. 

Otros lugares que no deberían soslayarse son los museos de Bellas Artes Castagnino, de Arte Contemporáneo de Rosario (Macro), Urbano Arte a la Vista, de Arte Decorativo y de Arte Sacro, el bar, museo y centro cultural El Cairo -que frecuentaban el “Negro” Fontanarrosa y sus amigos-, las huellas del actor Alberto Olmedo en el barrio Pichincha y los centenarios edificios del Paseo del Siglo, que conjugan historia y variados estilos arquitectónicos.

Además, y pese al frío, Rosario cuenta con más de 130 kilómetros de bicisendas, ideal para el recorrido calmo y familiar. Se trata de la ciudad que ostenta la mayor cantidad de kilómetros de senderos diseñados exclusivamente para bicicletas por habitante del país. Entre ciclovías y bicisendas, los visitantes encuentran un espacio ameno para pasear en dos ruedas, con varios recorridos interesantes para elegir, como los del Casco Histórico, el Paseo de la Costa y el Paseo Pellegrini, entre otros.

 

MAR DEL PLATA

Entre la entrañable Rambla, el puerto, los teatros que en invierno ofrecen una cartelera amplia, sus museos, el centro y su comida variada, Mar del Plata se renueva en cada receso para ser un destino más allá de la playa, el sol y la arena del verano. La ciudad de la costa atlántica desafía al frío e invita a descubrir nuevos paisajes y secretos, lejos del bullicio de cada enero.

Para hacer despacio pero sin pausa, está el trekking urbano -incluye las playas céntricas desde Punta Iglesias hasta Punta Piedras-. Quienes llegan por primera vez -hay diferentes circuitos armados con audioguía- optan por el que comienza en la Plaza San Martín y termina en el Torreón del Monje. También se recomienda ver en las adyacencias los bellos edificios de los palacios Árabe y Municipal, Correo Central y Catedral de los Santos Pedro y Cecilia.

Inaugurado en diciembre de 2013, el MAR (Museo de arte contemporáneo de la Provincia de Buenos Aires) es uno de los museos más grandes y modernos del país y uno de los pocos diseñados y construidos para tal fin. Allí es posible disfrutar de exhibiciones temporarias y permanentes y actividades para chicos. Es sin duda un lugar para pasar el día, sobre todo si el tiempo no acompaña.  Y para las vacaciones, en el MAR se contempla una programación dedicada al público infantil. Todos los días habrá dos funciones gratuitas de clows, teatro, jazz didáctico y cine. 

También la familia puede optar por salirse un poco del paisaje marítimo para disfrutar de las ondulaciones serranas de la reserva integral Laguna de los Padres. Aunque el puerto nunca descansa y es un imán para los más pequeños. Disfrutar de los pintorescos barcos y lobos marinos, también es una opción siempre latente.

En tanto, aunque para los más grandes, otra visita es Villa Victoria, la antigua casa de veraneo de la escritora Victoria Ocampo, hoy convertida en centro cultural. En esta mansión “prefabricada”, hay espectáculos, exposiciones y cursos (algunos gratuitos). Los Ocampo la ordenaron por catálogo a Europa, y su diseño es igualito al que se usaba en las colonias inglesas. Se construyó en madera y el cielorraso está realizado en lona pintada. Victoria pasó allí largos veranos en compañía de varios integrantes de la revista Sur. Es ideal, además, para degustar un rico té.

 

USHUAIA

Con casas de madera y techo a dos aguas mirando hacia la inmensidad del Canal de Beagle, Ushuaia está bañada por la nieve invernal que cae dos o tres veces por semana en esta época del año y con un cielo más bien oscuro porque hasta entrada la primavera, el sol aparece sólo por seis o siete horas. Este sitio es el lugar ideal para disfrutar de todas las opciones del invierno en Tierra del Fuego: esquí, trineos tirados por perros, caminatas, navegaciones, 4×4 entre bosques y hasta sobrevuelos en helicóptero por las montañas más australes.

Para tener un primer acercamiento a la "ciudad del fin del mundo", uno puede comenzar por recorrer el casco urbano en un típico colectivo inglés Double Deker de los ‘60 mientras la guía relata la historia de los típicos puntos de interés: el puerto, las casas de los primeros pobladores, la Base Naval con sus antiguos edificios públicos, el buque varado Saint Christopher y el Paseo del Centenario, punto panorámico desde donde se aprecian las cadenas de montañas que rodean la ciudad.

A 26 kilómetros de la ciudad, se alza el Cerro Castor, el centro de esquí más austral del mundo, que convoca a los amantes de la montaña con sus más de 25 pistas, restaurantes de montaña y un sinfín de eventos.

La ciudad no se queda atrás en atractivos, ya que ofrece la visita a la célebre cárcel del Fin del Mundo, hasta excursiones por las montañas cercanas, navegaciones por el Canal de Beagle y un paseo en el Tren del Fin del Mundo, uno de los clásicos de Tierra del Fuego.

 

TIGRE

Tigre es un destino que se disfruta durante todo el año pero en vacaciones de invierno ofrece una diversidad de actividades para pasarlo en familia o con amigos. Recreación al aire libre, descuentos en gastronomía, obras de teatro y actividades culturales son algunas de las atracciones dedicadas para los más chicos.

Si bien en su mayor parte los paseos embarcados que ofrecen las agencias de turismo y las empresas de lanchas colectivas tienen como destino los recreos y restaurantes ubicados a la vera de los ríos Capitán, Sarmiento y San Antonio -la zona más transitada y popular del Delta-, creció la oferta de excursiones hacia los rincones menos alterados de la Primera Sección, donde se organizan actividades de aventura por senderos, riachos y arroyos que atraviesan reservas naturales.

En su sector continental, Tigre ostenta la serena belleza del Paseo Victorica y sus bares con vista al río, el lujoso Museo de Arte, el desafío de destrezas en altura que propone EUCA Tigre en Benavídez, los paseos comerciales y el Puerto de Frutos, se suman a las múltiples opciones recreativas del Parque de la Costa.

 

TANDIL

Tandil se destaca por su encantador paisaje de sierras y fértiles llanuras y ofrece al mismo tiempo exquisiteces regionales como embutidos, quesos y cervezas artesanales y múltiples actividades para disfrutar del aire puro y la naturaleza. Su oferta de hospedajes es muy completa (sostenida por hoteles de todas las categorías, cabañas, posadas, apart y hostels) y los circuitos clásicos que recorren los turistas fueron ampliados y mejorados.

El Cerro Centinela, la réplica de la legendaria Piedra Movediza, el Camino de los Pioneros y la Sierra del Tigre son algunos de sus paseos más tradicionales mientras que para los amantes del turismo aventura se ofrecen diferentes opciones que incluyen las escaladas, el rappel y la tirolesa. Muchas de estas aventuras se pueden hacer con los más pequeños.

A la nutrida oferta de atracciones y circuitos en altura, se le acaba de sumar el parque aéreo multiaventura Treeland, con propuesta de tirolesas, escalada, rappel y juegos colgantes para distintas edades. Los menores de 6 años no pagan entrada. En la misma tónica de desafíos corporales a la altura de la copa de los árboles está también el Rancho de Popy, un bosque de pinos con más de 30 juegos distribuidos a lo largo de dos recorridos que alcanzan los 200 metros.

En los alrededores de su ciudad se destacan además varios circuitos como el del Lago, el Clásico, el Histórico y Cultural, varios centros comerciales, la parte religiosa con el Monte Calvario y su Vía Crucis (así como un sinnúmero de iglesias y mezquitas para conocer) y todos los monumentos con que cuenta en su historia originada en 1823 cuando la fundó el general Martín Rodríguez como el Fuerte Independencia. Y en el centro, son imperdibles las picadas de fiambres, embutidos, quesos y panes de campo que ofrecen bares, restaurantes y la casa histórica Época de Quesos, ideales para comer un rico plato o tomar un trago reparador.

 

CÓRDOBA

Quienes visiten la ciudad de Córdoba capital, podrán recorrer su Centro Histórico a través de sus museos, monumentos, iglesias, conventos y centenarios edificios, en los que se conserva gran parte de la historia cultural de la antigua Argentina. La tradicional Plaza San Martín, la Iglesia Catedral, la Iglesia de Las Teresas, el Museo de Arte Religioso Juan de Tejeda y la Manzana Jesuítica -declarada Patrimonio de la Humanidad-, son los edificios más distinguidos que han sido recuperados y puestos en valor.

Pero para los más chicos, el Museo de Ciencias Naturales es un lugar ideal para pasar varias horas. En el sector de megafauna se aprecian réplicas de animales mamíferos que habitaron el territorio de la actual provincia de Córdoba hace 3 millones de años. Resaltan las piezas de herbívoros como el megaterio, gliptodonte y macrauquenia, además de carnívoros como el tigre diente de sable. El paseo por el museo se extiende a una colección de paisajes y fauna taxidermizada, minerales, rocas y paleoesculturas.

Para este invierno, habrá además una importante cartelera de espectáculos como el Mundo de Disney On Ice, una feria de sabores y otra de libros infantil.

 

video

Descargá el suplemento

Fecha de hoy

18/10/2018

tweets recientes