Claves para ser un viajero verde

Respetar los lugares a dónde uno llega de visita es fundamental para ser parte del turismo sustentable que cada vez gana más adeptos en el mundo.

El 2017 fue declarado por la Asamblea General de las Naciones Unidas el Año del Internacional Turismo Sostenible, y por eso se está haciendo especial hincapié en explorar cómo el sector turístico puede contribuir a fortalecer los tres pilares de la sostenibilidad: económico, social y medioambiental. Por eso el turismo sustentable es una prioridad, tanto de empresas, como de los apasionados por viajar. Tomando en cuenta que en 2030, unas 1.800 millones de personas estarán viajando por el mundo, la necesidad e interés por conservar las joyas del planeta está cada vez más presente. Acá van algunas claves para convertirte en un “turista verde”.

 

1. Tomá precauciones

Antes de ponerte en marcha, indaga acerca de las características de tu destino y prepara la documentación, los controles médicos y seguros de viaje necesarios. Haz caso de las recomendaciones de las autoridades locales, sobre todo ante una emergencia. Comprueba los productos que consumes para evitar reacciones alérgicas, intolerancias o infecciones, investiga si existe alguna enfermedad endémica en la zona y cómo prevenirla, o si el agua es potable o es mejor tomarla embotellada.

 

2. Comunidad local

Cuando visitas un destino, vas a ser parte, aunque por un tiempo, de esa vida local. Por ende, tu manera de conocerlo y lo que hagas también tiene un impacto. Informarte, consumir productos locales y denunciar cualquier práctica discriminatoria o que dañe la herencia cultural de la región deben ser tus prioridades al conocer nuevos rincones. Conocé sus tradiciones y normas sociales para no hacer algo que resulte ofensivo o humillante.

 

3. Proteger el ambiente

Asegúrate de que las actividades recreativas en las que formes parte (tours, actividades deportivas, fiestas y cualquier otro tipo de eventos) no signifiquen un daño o invasión al medio ambiente. Además, consumir productos o servicios hechos en el lugar de destino, ayuda a fortalecer a los emprendedores locales y a que los beneficios se repartan allí. Utilizá transporte local, como taxis, colectivos o alquilá bicicletas para no contaminar innecesariamente.

 

4. Huésped responsable

Varios hoteles cuentan con políticas de ahorro de agua y energía, procura seguirlas al pie de la letra. Evitá el gasto excesivo de agua reduciendo el tiempo de tus duchas, minimizando el uso de productos de belleza o higiene con químicos, y pidiendo al personal del hotel que reutilicen las toallas y ropa de cama. A su vez, apagá al aire acondicionado cuando no lo ocupes y las luces cuando dejes la habitación. Y si la ciudad separa los residuos en reciclables y no reciclables, sumate a esa movida.

 

5. Trabajo legal

Comprueba que todo aquello que consumas o compres haya sido producido por personas con condiciones laborables justas, que no sean menores, que eviten la explotación sexual o infantil, la insalubridad o el maltrato animal. Por otro lado, piensa dos veces antes de llevarte ilegalmente un souvenir que podría alterar el equilibrio natural, como alguna especie viva de animales o plantas en peligro de extinción.

video

Descargá el suplemento

Fecha de hoy

18/09/2018

tweets recientes