Diez lugares en la Toscana

Esta característica región del centro de Italia enamora con sus paisajes bucólicos, el legado de su arquitectura medieval y renacentista y sus sabores propios.

Ubicada en la zona central de Italia, la región de la Toscana se extiende desde los Apeninos hasta el mar Tirreno y destaca por la belleza de sus paisajes, un patrimonio histórico y artístico reconocido a nivel internacional y ciudades importantes como Florencia, Siena y Pisa.

Una visita a esta región, una de las más importantes de Italia a nivel turístico, puede hacerse con objetivos muy diversos: con eje en la cultura y el arte, en la historia y los monumentos, o en la naturaleza y los deportes náuticos. También puede optarse por privilegiar la degustación de los productos típicos como el vino, queso, aceites, pasta y gastronomía variada; las compras y los productos artesanales como jabones, productos textiles, perfumes, cerámica, joyas y otros objetos de lujo; o las playas y las terapias para el bienestar como las termas, spas y curas de aguas.

Realmente hay mucho para hacer en la Toscana, por lo que se recomienda planificar bien los días de estancia para optimizar el tiempo y poder disfrutar de sus inolvidables lugares. Los que siguen son algunas de las ciudades y sitios de interés más destacados de la región.

 

-Florencia: famosa en todo el mundo y reconocida por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad, el antiguo señorío de la familia Medici es la cuna de la cultura y el arte renacentista por excelencia. Con casi 400 mil habitantes es la única gran ciudad de la Toscana, pero ha conseguido mantener su encanto medieval y moderno, por lo que en una vista panorámica siguen predominando las cúpulas de las iglesias. Conserva numerosos monumentos como la Catedral con el campanario de Giotto, Santa María Novella, el Palacio y el Ponte Vecchio o la Galería de los Uffizi, con obras maestras únicas en el mundo.

 

-Siena: es una ciudad medieval enclavada en una colina. Su centro, también inscrito en la Unesco, culmina con una famosa plaza grande en forma de abanico, la Plaza del Campo, donde tiene lugar el Palio, tradicional carrera de caballos con seis siglos de antigüedad. La Torre del Mangia, la catedral de Siena y los museos también son de visita obligada.

 

-Pisa: en el norte de la Toscana, reúne en la Plaza de los Milagros sus principales monumentos, incluida la famosa torre inclinada, creando un espacio de gran valor artístico, protegido por la Unesco. Su centro medieval, el hermoso Duomo y el Baptisterio, parques, estatuas y las casas de Lord Byron y Shelley son otras de sus delicias.

 

-Pienza: diseñada como “ciudad ideal” en el valle de Orcia por el Papa Pío II según los cánones del Renacimiento. La escénica disposición de los espacios y la riqueza de los edificios hacen que sea un tesoro artístico. Pienza es famosa también por sus quesos de oveja.

-San Gimignano: Conocido como "La Ciudad de las Mil Torres", este pequeño pueblo amurallado de origen medieval se encuentra emplazado en una colina a solo 60 kilómetros de Florencia. San Gimignano conserva 14 torres medievales, construidas en su tiempo junto con otras 58 en una suerte de competencia entre las familias más influyentes que buscaban así mostrar poder y riqueza.

 

-Valle de Chianti: situado entre las provincias de Florencia y Siena, el Valle de Chianti es considerado como el corazón de la Toscana y es famoso en todo el mundo por sus vinos, cuya tradición se remonta al siglo XIII. Pintorescos pueblos, bodegas, castillos y granjas jalonan un maravilloso paisaje entre viñedos y colinas onduladas.

 

-Cortona: localizada en la provincia de Arezzo, y rodeada por murallas etruscas de 3 mil años de antigüedad, esta ciudad enamora a los visitantes con sus pintorescas callejuelas de origen medieval y el hermoso entorno natural. Cortona se volvió especialmente conocida por ser el escenario de filmación de la película "Bajo el sol de la Toscana" (2003), protagonizada por Diane Lane.

 

-Montepulciano: encaramada en una cima de colinas al sur de la Toscana, Montepulciano es famosa por su Vino Nobile, cuenta con una de las plazas más impresionantes de la región y con bellos palacios renacentistas. En el centro de esta pequeña localidad amurallada se filmaron varias escenas de la saga Crepúsculo.

 

-Termas de Montecatini: situada entre Pistoia y Lucca, Montecatini es el centro termal por excelencia de la Toscana y uno de los más importantes de Italia. Cuenta con varios balnearios y spas históricos con modernos equipamientos para tratamientos de belleza y bienestar. Montecatini era frecuentada en el siglo XVII por lo más selecto de la nobleza europea. Personajes célebres como los compositores italianos Verdi, Rossini y Puccini fueron huéspedes de honor.

 

-Versilia: la costa de Versilia, al norte de la Toscana, ofrece tranquilas playas de aguas limpias y amplias extensiones arena, así como interesantes pueblos para conocer con los Alpes Apuanos de fondo, conocidos por su producción de mármol. Versilia es también un punto de encuentro de importantes artistas locales e internacionales.

video

Descargá el suplemento

Fecha de hoy

12/12/2017

tweets recientes