Reglas para viajar en auto por Europa

El viejo continente tiene muchos secretos que se descubren en cuatro ruedas. Consejos y datos para que las vacaciones se disfruten sin barreras fronterizas.

En realidad, la mejor manera para explorar Europa es recorrer el Viejo Continente en coche. No hay puestos fronterizos, por lo que el viajero no se ve sometido a situaciones de estrés haciendo cola delante de barreras. Sin embargo, desde junio de 2015, la libertad de viajar sin controles fronterizos está restringida debido a la crisis de los refugiados.

En el sur de Alemania, en las fronteras con Austria y Suiza, la Bundespolizei (Policía Federal) sigue realizando controles que también pueden llevarse a cabo por la noche, si bien no siempre. También Austria sigue vigilando sus fronteras con Eslovenia, Hungría y Eslovaquia, por lo que el automovilista puede encontrarse con atascos en los pasos fronterizos. Los turistas que viajen en coche de Macedonia a Serbia, de Serbia a Croacia o de Croacia a Eslovenia también deben prepararse para retrasos en las fronteras, tanto en las rutas principales como en carreteras secundarias.  

Quien vaya de vacaciones a Francia debe tomar en cuenta que este año existe una novedad: para poder entrar en algunas ciudades, los automóviles matriculados después del 31 de diciembre de 1996 necesitan ahora la viñeta ecológica francesa y tienen que cumplir con las normas vigentes para las emisiones. Esto vale también para casas rodantes de hasta 3,5 toneladas. Quien circule sin la viñeta en Francia tendrá que pagar a partir de julio una multa de 68 euros. Los automovilistas tienen que registrarse online y reciben la viñeta enviada a su domicilio con un código QR. Por esta razón, la viñeta debe solicitarse con suficiente tiempo de antelación.

La viñeta es obligatoria en las áreas metropolitanas de París, Grenoble y Lyon, aunque también puede exigirse en otras regiones dependiendo de la situación meteorológica. También la zona metropolitana de Londres ha introducido este año una viñeta medioambiental. Para automóviles y casas rodantes, la viñeta solo es obligatoria en la ciudad de Londres.  

Bosnia-Herzegovina ha introducido nuevas multas. El uso del teléfono o el smartphone al volante puede costar ahora en este país balcánico hasta 150 euros. Además, quien supere la velocidad máxima permitida en 30 kilómetros por hora o más se arriesga a recibir una multa de entre 200 y 500 euros.
Los conductores noveles deben tener especial cuidado en algunos países de la Unión Europea. En Italia, por ejemplo, los automovilistas con un carnet de antigüedad inferior a los tres años solo pueden circular por las carreteras a una velocidad de 90 kilómetros por hora en vez de los 110 kilómetros permitidos normalmente. En las autovías, el límite de velocidad para esos conductores es de 100 en vez de 130 kilómetros por hora. Normas similares también se aplican en Francia y Croacia.

Los conductores noveles alcoholizados pueden ser castigados con elevadas multas. En Austria, por ejemplo, quien dé positivo en un control de alcoholemia con una tasa de 0,1 gramos por litro se expone a recibir una multa de hasta 2.180 euros (2.440 dólares). Multas de la misma magnitud o más también se aplican en Dinamarca. 

En muchos países europeos también es obligatorio circular con luces durante el día. En Italia y en Escandinavia, con la excepción de Noruega, también se permite el uso de luces de posición. Para los motociclistas existe una norma especial en algunos países, por ejemplo en Bélgica, Bulgaria, Francia, Croacia y Portugal, donde es obligatorio llevar consigo un chaleco reflectante.

 

Fuente: Agencia DPA

video

Descargá el suplemento

Fecha de hoy

21/08/2017

tweets recientes